Jugó en River, Sheffield United y Leeds United de Inglaterra, Estudiantes de La Plata, Gremio de Brasil, Ferro e Irapuato de Mexico. Luego fue ayudante de campo de Daniel Passarella en la Selección Argentina, el Parma de Italia, la selección de Uruguay, Monterrey de Mexico, Corinthians de Brasil y River. En marzo de 2009 inició su exitosa carrera como técnico. Con Estudiantes fue campeón del torneo local y de la Copa Libertadores de America. Con estilo serio y perfil bajo, logró la aceptación y el respeto de las actuales estrellas argentinas (Messi, Agüero, Mascherano e Higuaín entre otros). Con individualidades de variadas características formó grandes equipos en todos los clubes donde estuvo. Comenzó su carrera como ayudante de León Najnudel en Sport Club Cañada de Gómez. Luego de dirigir a este equipo y a Olimpia fue convocado para el seleccionado nacional. Su pico máximo como entrenador de clubes llegó en 2003, cuando firmó contrato con el Real Madrid. En España también estuvo en Tau Cerámica, Vitoria y Alicante. En Argentina ganó títulos con Libertad, Boca y Ben Hur. En 2011 dirigió al mismo tiempo a la Selección Argentina y a Obras Sanitarias.  Será recordado como el hombre que lideró la Generación Dorada.  Campeón olímpico en los Juegos de Barcelona 1992 y subcampeón en Sidney 2000. Además, logró los títulos mundiales de 1993 y 1997, dos medallas de plata en 1991 y 1995, victorias en Juegos Panamericanos, Centroamericanos y del Caribe, y la plusmarca mundial al aire libre y en pista cubierta. Recibió el Premio Príncipe de Asturias de Deporte reservado únicamente a personalidades o equipos que hicieron historia. Con un discurso simpático y elegante impulsa al deporte como práctica y derecho de todo un pueblo. A la vez, confiesa los secretos para lograr los objetivos con los recursos de cada uno. Motivador por excelencia. Exitoso primero como jugador y luego como técnico. Integró equipos de Argentina, Italia y Brasil. En la Selección fue uno de los líderes del conjunto que obtuvo la medalla de bronce en Seúl 88. Como entrenador fue elegido el mejor de la Superliga de Brasil (condujo al Unisul)  y el mejor de Grecia (se consagró con el Panathinaikos). Marcelo Tinelli lo convocó para liderar el proyecto Bolívar y no se equivocó: hoy es el principal animador de la Liga Nacional. En los Juegos de Londres 2012, donde Argentina logró el quinto puesto, Weber trascendió por la manera de alentar y motivar a sus dirigidos. En total ganó 923 partidos en el tour profesional y logró 62 torneos ATP. Entre ellos, cuatro títulos de Grand Slam y un Master. Es el jugador que más campeonatos de polvo de ladrillo consiguió en la historia del tenis: 46. En deportes individuales fue uno de los tres más grandes de la Argentina junto con Carlos Monzón y Juan Manuel Fangio. Luego del retiró siguió mostrando su faceta emprendedora a cargo de clubes de tenis aquí y en el exterior, de publicación de libros de poemas y discos musicales. Reconocido en todo el mundo, sabe cómo transmitir sus enseñanzas para triunfar individualmente. Es el emblema de los JUEGOS OLIMPICOS, en cuánto a cobertura periodística, demostrando sucesivamente ser el periodista más completo en cuánto a cobertura deportiva. Hijo de Diego Bonadeo, lleva el periodismo en la sangre desde que nació. Ganó 11 premios Martín Fierro (seis de ellos en cable) por sus trabajos en radio y televisión. También obtuvo un Premio Konex-Diploma al Mérito por su trayectoria. Actualmente conduce el programa Despertate de TyC Sports y un ciclo en Radio Vorterix junto a Marcelo Gantman. Es un experto en el rol de los medios de comunicación y sabe contárselo tanto a su público como a quienes necesitan aprender sobre el tema. Copyright 2012 | www.lideresdeportivos.com | Todos los derechos reservados. Se permite la utilización total o parcial de los artículos sólo citando la fuente.